¿Sabías que originalmente el World Trade Center iba a ser el hotel más alto del mundo? Te contamos la historia de este edificio emblemático de la CDMX.

El World Trade Center: la historia de uno de los edificios más emblemáticos de la CDMX

Es uno de los edificios más sobresalientes de la Ciudad de México. Aún conocido por algunos como Hotel de México, el World Trade Center (WTC) ocupa el escaño número seis entre los edificios más altos de la capital mexicana y el onceavo a nivel nacional.

El World Trade Center inició su existencia bajo el proyecto llamado Hotel de México, el cual, era un complejo de edificios que incluía la actual torre y otros edificios que no llegaron a edificarse. La torre estaba planificada para contener 80 pisos y medir 300 metros de altura, con lo cual sería el hotel más alto del mundo en su época

La construcción del Hotel de México comenzó en 1966 en el terreno conocido como Parque de la Lama de la colonia Nápoles. El dueño y financiador era el empresario Manuel Suárez y Suárez. El trabajo de ingeniería incluyó estrictas medidas de seguridad antisísmicas: 56 amortiguadores sísmicos y 232 pilotes de concreto que penetran a una profundidad de 45 m, con lo cual se atravesó el suelo pantanoso y se edifica sobre tierra firme.

El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Guillermo Rossell de la Lama, quien presentó los planos en el treceavo concurso de arquitectura de Múnich, Alemania. Se calculaba que el proyecto estuviera terminado para los Juegos Olímpicos de 1968. Sin embargo, la construcción se retrasó y sólo se concluyó en su totalidad el Polyforum Cultural Siquerios.

De Hotel de México a World trade Center

No fue sino hasta 1980, 14 años después del inicio de su construcción, que el edificio tuvo un nuevo proyecto de inversión. A diferencia del plan original, el World Trade Center quedó acotado a 50 pisos que suman 191 metros de altura, los cuales han resistido cinco terremotos.

Actualmente, el edificio alberga numerosas oficinas, un centro comercial, cine, centro de convenciones e incluso existe un proyecto para que parte del complejo se transforme en un hotel. Entre sus curiosidades se encuentra un restaurante giratorio en la parte circular del edificio, desde el cual se puede tener una vista de 360º de la Ciudad de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *